Skin care

Mantener una piel cuidada, hidratada y sana es algo fundamental que intento conseguir durante todo el año, pero es cierto que en determinadas épocas hay que realizar algunos tratamientos más concretos, ya que debido a factores internos y externos, tiende a debilitarse.

Para proporcionarle los cuidados que merece, en primer lugar es necesario conocer cuales son las características de nuestra piel. Por ejemplo, la mía es mixta-seca. La zona T tiende a ser grasa (no mucho), mientras que el resto de la piel es seca. Por ello uso productos muy hidratantes, “oil free”, y anti acné, con el fin de evitar erupciones en las zonas más grasas.

post skin care.jpg

  1. Para limpiar y exfoliar mi piel uso dos jabones. Dependiendo de determinados aspectos, utilizo uno u otro. Si acabo de desmaquillarme, suelo aplicar el gel de La Roche Posay, para conseguir una limpieza más profunda, mientras que si algún granito ha decidido aparecer, utilizo el de Kiehl’s, puesto que es específico para corregir imperfecciones y evitar que esos granos vayan a más. Ambos jabones funcionan perfectamente juntos en mi piel.
  2. Para hidratarla uso una crema en gel de Kiehl’s. Deja la piel sin brillos, hidrata muchísimo y, al igual que el limpiador, evita la aparición de granitos.
  3. Intento no maquillarla casi nunca. Únicamente me limito a aplicar algo de bronceador y corrector, con el fin de hacerla sufrir lo menos posible. Soy de las que prefieren un rostro limpio e hidratado que lleno de maquillaje. Pero, para los días que uso algunos productos, suelo desmaquillarme con agua micelar, en concreto con esta de Garnier. Hace su función perfectamente y pese que a mi tipo de piel le funcionen mejor las leches desmaquillantes, esta no me reseca nada. Me encanta.
  4. Una vez a la semana intento aplicarme un tratamiento específico de hidratación y reducción de poros e imperfecciones con esta mascarilla de arcilla de Kiehl’s. Tiene fama de milagrosa y, la verdad que los resultados son excelentes. La aplico por toda la cara y la dejo actuar unos 25 minutos.
  5. Coger la costumbre de hidratarme el cuerpo después de cada ducha ha sido algo que me ha costado muchísimo, pero finalmente lo he conseguido. Suelo aplicar diferentes cremas. Ahora estoy usando tres: Dove, Interapothek, y mi preferida, la manteca de The Body Shop. Hidratan muchísimo y huelen delicioso, la única pega sería el precio, son bastante caras. Pero aún así, merecen la pena.
  6. Además de usar los limpiadores cuando aparecen granitos y evitar que surjan más, utilizo estas toallitas Eridosis. Lo que hacen es secar el grano y detener su crecimiento. Las aplico por la mañana y por la noche solo donde está la imperfección y al día siguiente el grano es diminuto y empieza a desaparecer.

Además de todos estos productos, voy en busca de un tónico de Kiehl’s de la misma gama que el gel limpiador y del maravilloso aceite de Nuxe que tan de moda está por todos sitios últimamente. Os contaré qué tal funcionan cuando los compre y pruebe durante unas semanas.

Antes de acabar me gustaría recomendaros un libro sobre Skin Care: “Secretos de belleza coreanos para una piel radiante” de Charlotte Cho. La Biblia de la belleza. Si os preocupa y gusta tanto el cuidado de la piel como a mí, os lo recomiendo 100%.

¿Conocíais estos productos? ¿Cuáles son vuestros favoritos? Dejarme en comentarios vuestras opiniones y recomendaciones 🙂

¡Un beso grande!

 

Anuncios