Bilbao: Aste Nagusia

¡Hola a todos!

Hoy os traigo mi primera entrada de viajes. Tenía muchas ganas de empezar con esta “saga”,  y compartir con todos vosotros mis experiencias.

En esta ocasión os contaré todos los detalles de mi último viaje y os diré algunos consejos y recomendaciones por si estáis interesados en ir. Espero que os guste.

Welcome to fabulous Bilbao Bizkaia
Welcome to fabulous Bilbao Bizkaia

Del 27 al 30 de agosto estuve con mi pareja en el País Vasco, concretamente en Bilbao. Cuando hicimos la reserva no teníamos ni idea de que los días que pasaríamos allí coincidirían con la Semana Grande = Aste Nagusia (sus fiestas tradicionales) . Así que fue un 2×1.

Salimos el 27 a medio día desde el aeropuerto de Alicante al de Bilbao con la compañía vueling, sin escalas. Los billetes de avión salieron bastante económicos puesto que los compramos con bastante antelación. El vuelo tuvo una duración de 1 hora y 20 minutos aproximadamente.

Cuando llegamos, cogimos un taxi que nos llevó al hotel. Nosotros hicimos la reserva en el Ibis Bilbao Centro. Un hotel pequeñito y bastante acogedor, a 5 minutos de la plaza Moyúa (centro de Bilbao). Durante la estancia no tuvimos ningún problema, fueron muy amables y descansamos tranquilos. También estuvo muy bien de precio.

Después de instalarnos andamos un poco para familiarizarnos con la zona e hicimos algunas compras. Luego nos arreglamos y fuimos directos a las famosas calles de tascas y pintxos con el fin de comer y beber algo antes del partido (jugaba el Athletic y compramos entradas para verlo). Esto fue una de las cosas que más me gustó del viaje. Había muchísimo ambiente y buen rollo. Además los pintxos estaban deliciosos.

Después del partido tomamos un par de pintxos más y nos fuimos al hotel a descasar para el próximo día.

Pintxos
Pintxos
San Mamés
San Mamés
San Mamés
San Mamés

Lo primero que hicimos el segundo día fue ir al Museo Guggenheim. Vimos dos exposiciones increíbles de Jeff Koons y Basquiat. Desayunamos en su terraza y paseamos por la zona. La entrada al museo me costó unos 7€.

Después fuimos al Museo de Bellas Artes. Esta es una de las cosas que más ilusión me hacía ver, ya que había una preciosa exposición de “Los años 50. La moda en Francia”. Más de 12 salas llenas de vestidos, zapatos y accesorios de Dior, Balenciaga, Balmain, Chanel… portadas de “Elle”, vídeos de la época… Mereció muchísimo la pena. Además también pudimos ver otra exposición de óleos de pintores como Joaquín Sorolla. No recuerdo el precio exacto de la entrada pero creo que fue más barata que la del Guggenheim.

Cuando acabamos la visita, comimos en un restaurante italiano y paseamos por el parque de Doña Casilda. Al estar en fiestas, había música y mucho ambiente.

1 6

10690347_10206217066139136_2661525866624798562_n 11951206_10206217067859179_2980340343856165125_n

Por la tarde fuimos al Palacio Euskalduna y de nuevo a San Mamés, con el fin de sacar alguna foto y volver a tomar algo en los bares de pintxos.

Por la noche fuimos a la Alhondiga, un centro de ocio y cultura con un diseño chulísimo, y decidimos cenar allí puesto que tenían cafetería. Todo riquísimo.

Para acabar el día, volvimos a la zona del Guggenheim, vimos a Maldita Nerea en concierto y fuimos a la calle Licenciado Poza (que está repleta de bares) a tomar algo.

15 18

El tercer día lo pasamos en el Casco Viejo. El epicentro de la Aste Nagusia. Cogimos el metro y en un par de paradas llegamos. Paseamos por toda la zona y disfrutamos de sus tradiciones: exhibición de deportes, carreras de autos locos, txarangas, pasacalles…

Comimos pintxos en diferentes bares y tabernas, tomamos algo en sus “barracas” y vimos a la orquesta.

2 5 10

Por la noche, después de arreglarnos, fuimos a la zona del Ayuntamiento y paseamos por la ría hasta la hora de la cena. Había música, y mucho ambiente. Después volvimos a las famosas calles de bares a tomar algo.

11 17 IMG_7234

El tercer y último día cogimos el metro y fuimos a Portugalete. Hicimos algunas fotos en el puente de Getxo, paseamos y comimos en un bar de allí. Pedimos varios pintxos y una hamburguesa para cada uno. Todo buenísimo y económico. Después de comer volvimos al hotel puesto que no disponíamos de mucho tiempo más. Pedimos un taxi para que nos acercara al aeropuerto y esperamos hasta la hora de embarque.

1 2

Información adicional:

  • Bilbao es una ciudad cara. Dos pintxos (son pequeñitos) y dos bebidas nos costaban alrededor de 15€.
  • Si solo te vas a mover por Bilbao, no merece la pena coger el metro. No es muy grande y se llega perfectamente a cualquier sitio andando. Así también descubres cosas nuevas y no gastas tanto dinero.
  • Es sin duda la ciudad más limpia que he visitado. He ido varias veces y siempre me ha sorprendido eso. Es el único metro en el que he montado que, literal, estaba reluciente.
  • Cada rincón es especial, por esto digo que no merece la pena ir de un sitio para otro en metro si te vas a mover por la ciudad.
  • Si alguna vez vienes y te gusta el fútbol, no dudes en ir a San Mamés. Es increíble el ambiente que se monta en las calles de pintxos antes de los partidos. Un buen rollo increíble. Estoy segura de que hasta sin ser del Athletic disfrutarías muchísimo.

Sin duda, un viaje 10 que repetiría cada año por estas fechas si me fuera posible. Espero que os haya gustado y despertado las ganas de ir y pasar una bonita experiencia. Nos vemos el sábado.

¡Un beso muy grande!

Anuncios